Preguntas Frecuentes

Iniciar Sesión
Bienvenido a la Comunidad

Ingresar

¿No tienes cuenta?

Puedes registrarte en 3 simples pasos o ingresar con tu cuenta de Facebook.

Chatear
0
Marruecos
Diego Milan [ Ver Perfil ]

Puede ser un lugar amistoso, agitado y estimulante. Donde se amontonan mercados al aire libre a lo largo del país, con alfombras, tallas en madera y joyería. El primer producto del país es el cuero, uno de los más finos del mundo.

 

Música

Marruecos ha desarrollado un mosaico de tradiciones artísticas. El hilo que une a todos es la música: Sus ritmos árabe-africanos, combinan instrumentos eléctricos para crear un efecto hipnótico.

 

La artesanía es importante en Marruecos. Su Marroquinería ha sido apreciada comercialmente desde el siglo XVI. Una herencia igualmente rica se mantiene viva en la producción de alfombras, alfarería, joyería y tallas de madera.

 

También son muy llamativos los mashrabiyya, pantallas que les permiten a las mujeres musulmanas observar la calle sin ser vistas.

 

Idiosincrasia

El idioma es Árabe marroquí (darija) considerablemente diferente del árabe que se habla en el este. Marruecos tiende a marchar a su propio sentir islámico en términos de estilo de vida. La segregación estricta de los sexos en la vida pública puede resultar extraño al visitante.

 

El plato nacional

El cuscús, sémola acompañada  de verdura y cordero. El té es la bebida marroquí por excelencia.

 

Marruecos combina arena, mar y nieve.

Entre las montañas y la costa Atlántica de Marruecos las mesetas y llanuras son fecundas y están bien regadas. En el extremo sur, al borde del Anti-atlas, las gargantas llevan ríos que fluyen hasta perderse en las arenas interminables del inmenso Sahara.

 

Clima

Durante el verano Marruecos es de los países más calientes de África pero durante el invierno se convierte en uno de los más fríos, particularmente en las regiones más altas. En verano, las montañas están calientes durante el día y refrescan por la noche. La estación lluviosa entre noviembre y abril puede mostrar un sol ocasional.

 

Ciudades más importantes

 

Rabat

La cuarta de las ciudades imperiales, Rabat es una mezcla curiosa de un antiguo pasado y un presente modernizado. Los días de gloria de la ciudad fueron durante el siglo XII, cuando el sultan de entonces usó la kasbah (ciudadela) como una base para las campañas contra el hoy territorio español. Desde la ocupacion francesa Rabat se convirtió en una ciudad moderna donde se combinan el estilo del Islam con el europeo, donde por cada lugar de culto hay tres o cuatro cafés de estilo europeo. Uno puede pasearse por los mercados sin la presión que puede encontrar en otros lugares.

 

El sitio más famoso de la ciudad es la Gira Hassan, el alminar incompleto de la gran mezquita empezado por Yacoub al-Mansour. Junto al   Mausoleo de Mahoma V. La Kasbah Oudaias, construida en un alto escarpado del Océano Atlántico, un palacio anterior que es ahora un museo de arte tradicional. Más allá de las paredes de la ciudad los restos de la ciudad antigua de Sala. También conocido como Chella, tiene el Museo de la Arqueología mejor de Marruecos.

 

Entre el parque central ( Triángulo de Jardins de Vue) y la estación del tren principal están  la mayoría de los hoteles y restaurantes de Rabat. Se encuentran los cafés con una gran oferta de  toda clase de cerveza, kababs, pizza, aceitunas y helados. El aeropuerto Mahoma V está muy cerca de la ciudad y comunicado permanentemente mediante autobuses.

 

Casablanca

De todas las ciudades en todo el mundo, Hollywood escogió esta ciudad para inmortalizar como el fortín colonial exótico clásico. Aquéllos que busquen en cada esquina algo de Humphrey Bogart se defraudarán. Es la ciudad más grande de Marruecos y el centro industrial, es una metrópoli donde el marroquí tradicional parece fuera de lugar entre los trajes pulidos de diseño.

 

La ciudad fue remodelada por los franceses creando anchos bulevares, parques públicos y edificios cívicos.

 

Marrakesh

Uno de los centros culturales más importantes de Marruecos, Marrakesh es una ciudad afamada por sus mercados y fiestas. Su corazón está en la Djema el-Fna , una enorme plaza cuadrada en la ciudad vieja. Las filas de chiringuitos de comida al aire libre llena el aire de sabrosos aromas. Los malabaristas, cuentistas, encantadores de serpientes, magos, acróbatas y locos inofensivos toman el resto del espacio. El souqs (mercados) es considerado por muchos el mejor de Marruecos.

 

Entre las muchas atracciones del barrio antiguo de estilo Almorávide está Koubba el Ba'adiyn mezquita anexa, la mezquita de Koutoubia magnífica y el Palais Dar Si Said (Museo de Artes marroquís).

 

Fès

La más antigua de las ciudades imperiales, Fès es indiscutiblemente el corazón simbólico de Marruecos. Sus calles laberínticas, la medina de el-Bali de Fès (Fès Viejo) es una de las ciudades medievales que siguen vivas. Al contrario de muchas ciudades amuralladas el Viejo Fès no se ha llenado de bancos y comercios. La población se ha extendido fuera hacia el sur-oeste ocupando las laderas hacia el norte y sur de la nueva ciudad.

 

Dentro de la ciudad vieja, envuelta entre las calles y callejas, está el Medersa Bou Inania , una universidad teológica construida en el año1350. No lejos de aquí el souq de la alheña es un mercado especializado en el tinte usado para el pelo y el tatuaje de manos y pies de las mujeres. Luego cerca de la puerta de la ciudad amurallada vieja el-Jdid de Fès, casa de la comunidad judía de la ciudad y muchos edificios espectaculares. Entre las dos ciudades autónomas está el Dar Batha, ahora  Museo Batha. La mejor manera de llegar a Fès es el tren desde Rabat, Marrakesh o Tánger.

 

Tánger

Su puerto es de los más habitualmente utilizados para la entrada en Marruecos.

El Petit Zocco central de la ciudad es uno de los lugares de interés. Tiempo atrás, cuando Tánger era una zona internacional neutra, este área mantuvo un ambiente cosmopolita que no ha perdido completamente. Contiene el-Makhzen de Dar del siglo XVII, el palacio del sultán anterior y ahora convertido en un buen museo. Marruecos fue el primer país en reconocer Independencia americana. Tánger está a cinco horas de Rabat por tren, y un paseo en barco desde España o Gibraltar.

Imágenes
Comentarios
Deje su comentario

Su mail no se mostrará en ningún momento

Atención