Preguntas Frecuentes

Iniciar Sesión
Bienvenido a la Comunidad

Ingresar

¿No tienes cuenta?

Puedes registrarte en 3 simples pasos o ingresar con tu cuenta de Facebook.

Chatear
0
La leyenda del beso
Comunidad Amec
Esta fotografía fue captada el 14 de agosto de 1945 por el fotógrafo Alfred Eisenstafdt y se convirtió en la portada de la revista LIFE en noviembre de 1945.

El beso apasionado de un marinero y una asistente dental, fundidos en un abrazo, no sólo se convirtió en un símbolo del fin de la Segunda Guerra Mundial y la vuelta a la paz, sino que también fue el registro del emocionante reencuentro entre dos enamorados que estuvieron separados durante muchos años.

 

Resultado de imagen para estatua del beso times square

 

En agosto del 2010, en honor al 65 aniversario de la victoria de Estados Unidos, se inauguró en Nueva York una estatua de casi 8 metros de altura que representa el famoso beso.

 

 

Eisenstaedt que produjo más de 2.500 historias fotográficas y 90 portadas de LIFE, no tenía un registro concluyente del hombre ni de la mujer que fueron captados en la foto. La identidad de los protagonistas de esta icónica foto no se conoció hasta que en 1980 la revista LIFE pidió ayuda para identificarlos. A partir de allí comenzó a develarse el misterio.

 

Muchas personas dijeron ser las retratadas en el famoso beso, pero no fue hasta 2012 que en un libro publicado entonces dio pruebas de que una de las protagonistas era la asistente dental Greta Friedman, entonces de 21 años y que en un principio se pensaba que era enfermera. Greta Friedman nació el 5 de junio de 1924 en Austria y en 1938 migró a Estados Unidos con dos hermanas menores. Falleció a los 92 años el 8 de setiembre de 2016 en Estados Unidos. El marinero era Glenn McDuffie quien en ese momento tenía 18 años. Al enterarse del fin de la guerra su alegría instantánea fue por su hermano, prisionero en un campo de concentración japonés. Glenn McDuffie nació en 1927 en Kannapolis (Carolina del Norte) y murió el 9 de marzo de 2014 en Dallas.

 

Pero el misterio no quedó resuelto aquí… ya que se logró descubrir que el más apasionado beso que el mundo haya contemplado, no fue en realidad un signo de amor. 

 

Aunque nadie puede dudar que se trata del registro de un momento sublime en la historia reciente, el abrazo de esta pareja tuvo más que ver con la alegría colectiva que produjo el anuncio del fin de la guerra que con la romántica historia de amor que todos soñaron interpretar en la imagen de un hombre y una mujer fundidos en un abrazo inmortal. La imaginación de todo aquel que ha observado esa fotografía elaboró la leyenda de dos enamorados que se reencontraban después de mucho tiempo.

 

Sin embargo, se logró revelar que el beso del siglo no fue producto de la pasión amorosa sino el gesto espontáneo de un marinero quien, en su eufórica celebración tomó por la cintura a la primera mujer que encontró en Times Square y, al mejor estilo de Hollywood, arqueando el cuerpo de la joven sobre su pierna izquierda, le dio un apasionado beso en la boca. Pero, en realidad, los dos protagonistas de la famosa fotografía ni se conocían, ni se conocieron, ni se volvieron a ver nunca más.

 

Ni ella era su amada, ni él volvía a sus brazos. Ella fue sólo una de las decenas de mujeres que el marinero besó al enterarse que la guerra había terminado. Para quienes vislumbraron en esa imagen no sólo el final de la guerra sino el reencuentro de dos amantes, saber la verdadera historia ha provocado el derrumbe de un hermoso mito.

 

Una imagen puede mostrarnos varias realidades y cada uno tiene la libertad de elegir el significado que prefiere. Ahora que descubriste la verdadera historia detrás de esta icónica fotografía, ¿te sigue provocando la misma emoción?

Comentarios
Deje su comentario

Su mail no se mostrará en ningún momento

Atención