Preguntas Frecuentes

Iniciar Sesión
Bienvenido a la Comunidad

Ingresar

¿No tienes cuenta?

Puedes registrarte en 3 simples pasos o ingresar con tu cuenta de Facebook.

Chatear
0
¿Cómo influye el mar en nuestro cerebro?
Romina Pavén [ Ver Perfil ]
¿Alguna vez te pasó que estabas triste, agobiado o no sabías qué decisión tomar? ¿Probaste con visitar el mar en esos momentos?

La mayoría de las personas experimenta una agradable sensación de calma, relajación y bienestar cuando está cerca del agua. ¿Por qué? Los neurocientíficos piensan que la explicación radica en nuestro cerebro.

 

Cuando estamos en el mar nuestro cerebro se calma y se aísla de la sobreestimulación, la tensión y el caos. Escuchar el sonido de las olas y su inmensidad genera un efecto casi hipnótico que proporciona tranquilidad y bienestar. La meditación y mirar el mar son algunas de esas experiencias que dan lugar a un cambio poderoso en nuestro estado mental.

 

Muchos son los efectos que produce el mar:

 

1. Potencia la creatividad

Se ha comprobado que los entornos sobrecargados de estímulos simultáneos generan estrés. Es lo que ocurre cuando, por ejemplo, nos desplazamos por una enorme avenida de la gran ciudad. Allí hay muchos coches, muchas personas, muchas construcciones… Nuestra mirada se encuentra con cientos de estímulos al mismo tiempo y generarnos una sensación de agobio.

 

2. Facilita la meditación

El mar no solamente se ofrece a la vista, sino que es una experiencia que involucra casi todos los sentidos. Tiene un rumor suave y rítmico, que se capta a través del oído. Al mismo tiempo, el color azul o verde del océano son tonos que aquietan la mente. El mar también llega hasta el olfato, con su aroma mineral y de vida.

 

Todo esto en conjunto potencia la aparición de ondas alfa en el cerebro. Estas ondas son propias del sueño. Pero en este caso aparecen durante la vigilia y frente a un foco de atención fijo y poco variable. Ese estado cerebral es el mismo que se alcanza a través de la meditación y tiene el poder de ayudarnos a eliminar elementos tóxicos de la mente.

 

3. Contribuye a la relajación y disminuye la angustia

Este es quizás el efecto más visible del mar en el cerebro. El color, el movimiento y la extensión del mar ejercen un efecto de descanso sobre el cerebro y todo el sistema nervioso. Ante nuestros ojos tenemos un espacio completamente abierto, que se complementa con el infinito del cielo y propicia una sensación de tranquilidad.

 

4. Tiene un efecto relativamente hipnótico

La simple contemplación del mar nos ayuda a entrar en un nuevo estado mental. Como anotábamos antes, propicia la producción de ondas alfa. Al mismo tiempo, desde el punto de vista emocional ejerce una gran atracción. Esto conduce a que el concepto de tiempo se relativice. Por eso podemos pasar largos ratos frente al mar sin darnos cuenta.

 

 

También te puede interesar: 

Consejos para vivir más y mejor. Bienestar, salud y calidad de vida. Consejos para el hogar y la familia.
Consejos para vivir más y mejor. Bienestar, salud y calidad de vida. Consejos para el hogar y la familia.
Consejos para vivir más y mejor. Bienestar, salud y calidad de vida. Consejos para el hogar y la familia.
Comentarios
Deje su comentario

Su mail no se mostrará en ningún momento

Atención