Preguntas Frecuentes

Iniciar Sesión
Bienvenido a la Comunidad

Ingresar

¿No tienes cuenta?

Puedes registrarte en 3 simples pasos o ingresar con tu cuenta de Facebook.

Chatear
0
Hay que reírse más!
Diego Milan [ Ver Perfil ]

 

Un médico inglés del siglo XVII dijo: “La llegada de un buen payaso al pueblo hace más por la salud de sus habitantes que 20 burros cargados de fármacos.


En el pasado, poca importancia se le dio a la risa desde el punto de vista médico. Humberto Eco, crítico literario, semiólogo y novelista italiano, urdió toda una trama policíaca entre los muros de una abadía en la Alta Edad Media para exponer el poder de la risa
En “El nombre de la rosa” (1980) se suceden incluso crímenes para ocultar al pueblo la defensa que supuestamente hiciera Aristóteles sobre la bondad de las carcajadas. Las investigaciones han avalado algo que la sabiduría popular intuía y hoy la ciencia demuestra: reír es saludable
Freud atribuyó a las carcajadas el poder de liberar al organismo de energía negativa. 
Esta capacidad fue científicamente demostrada cuando se descubrió que el córtex cerebral libera impulsos eléctricos negativos un segundo después de comenzar a reír. Cuando reímos, el cerebro emite información necesaria para activar la secreción de endorfinas y mejoran el sistema inmunitario de defensas. 


Como se puede comprobar, reírse es algo más importante de lo que parece. 
Incluso se está utilizando como terapia complementaria en pacientes con cáncer. 

Los efectos físicos que produce la risa: 

Ejercicio:
 con cada carcajada se ponen en marcha cerca de 400 músculos, incluidos algunos del estómago que sólo se pueden ejercitar con la risa 

Limpieza: se lubrican y limpian los ojos con lágrimas. La carcajada hace vibrar la cabeza y se despeja la nariz y el oído. Elimina las toxinas, con el movimiento del diafragma produciendo un masaje interno que facilita la digestión y ayuda a reducir los ácidos grasos y las sustancias tóxicas. 

Oxigenación: entra el doble de aire en los pulmones, mejorando el aporte de oxígeno a los tejidos, entre ellos la piel. 

Analgesia: se liberan endorfinas, los sedantes naturales del cerebro, similares a la morfina, cinco o seis minutos de risa continua actúan como un analgésico. 

Rejuvenecedora: rejuvenece al estirar y estimular los músculos de la cara. Tiene, además un efecto tonificante y antiarrugas. 

Previene el infarto: el masaje interno que producen los espasmos del diafragma alcanza también a los pulmones y al corazón. 

Facilita el sueño: las carcajadas generan una sana fatiga que elimina el insomnio. 

Es tan importante la risa que produce una serie de efectos psicológicos entre los cuales podemos mencionar: Elimina el estrés y nos hacen sentir más despiertos.  Alivia la depresión y nos hace ser más receptivos para ver el lado positivo de las cosas. Exteriorización de nuestras emociones y sentimientos. 

Reír es tan importante para un paciente como cumplir el tratamiento prescrito por su médico. 

La práctica y las evidencias clínicas demuestran que un paciente que ríe, que tiene buen humor y acepta su tratami9ento sin objeciones, tiene una respuesta terapéutica y una recuperación más rápida, lo que permite desminuir los costos, el tiempo de internación (si lo estuviera) y garantizar una pronta incorporación a sus actividades diarias.

Comentarios
Deje su comentario

Su mail no se mostrará en ningún momento

Atención