Preguntas Frecuentes

Iniciar Sesión
Bienvenido a la Comunidad

Ingresar

¿No tienes cuenta?

Puedes registrarte en 3 simples pasos o ingresar con tu cuenta de Facebook.

Chatear
0
Dato curioso
Amanda Gonzalez [ Ver Perfil ]
El pez que se "emborracha" para sobrevivir los duros meses del invierno.

Para este pez la falta de oxígeno no es un problema. El pez dorado y el carpín son capaces de sobrevivir por hasta cinco meses sin oxígeno.

¿Cómo lo hacen?

Un equipo de investigadores descubrió que tienen un segundo conjunto de enzimas que, cuando caen los niveles de oxígeno, comienzan a convertir los carbohidratos en alcohol, que luego pueden liberar fácilmente a través de sus branquias.

Cuando más tiempo pasan en condiciones heladas y sin aire, mayores son los niveles de alcohol en su cuerpo.

"Si mides estos niveles cuando están en el lago, el alcohol en la sangre supera los 50 mg por 100 mililitros, el nivel por encima del cual está prohibido conducir en Escocia y en los países del norte de Europa", añade Berenbrink."Así que podemos decir que se encuentran realmente bajo los efectos (del alcohol)".

A pesar de que el pez está lleno de alcohol, no es esto lo que los mata. Si el invierno se prolonga demasiado, se les acaba la energía que tienen acumulada en el hígado y mueren.

"La producción de etanol le permite al carpín ser la única especie que sobrevive y explota estos ambientes hostiles. También así evita la competencia y la amenaza de otras especies de peces que normalmente interactúan en aguas mejor oxigenadas", señaló Cathrine Elisabeth Fagemes, de la Universidad de Oslo, Noruega, autora principal del estudio.

Los científicos calcularon también cuánto tiempo se tardaría en producir una bebida alcohólica a partir de las secreciones del pez."Si lo pones en un vaso de cerveza y lo tapas, tardaría 200 días en alcanzar un nivel de alcohol del 4%", dijo Berenbrink.

 

Resultado de imagen para pez dorado sin oxigeno

 

BBC Mundo Ciencia

Comentarios
Deje su comentario

Su mail no se mostrará en ningún momento

Atención