Preguntas Frecuentes

Iniciar Sesión
Bienvenido a la Comunidad

Ingresar

¿No tienes cuenta?

Puedes registrarte en 3 simples pasos o ingresar con tu cuenta de Facebook.

Chatear
0
Creando un estilo: Antiguo
Carolina Lemos [ Ver Perfil ]
Técnicas de Pintura: Estilo Rústico o Antiguo
A veces el aspecto de nuevo no va con el entorno o el estilo y es necesario añadir un aire de “antigüedad”.

Estilo Rústico o Antiguo

Técnicas de pinturas:


Materiales:
Cola vinílica
Barniz mate
Lija
Pintura mate color de fondo
Pintura mate color superficial

Herramientas:
Pinceles
Rodillo
Bandeja para pintura
¿Cuando aplicarlo?
No siempre queremos dejar perfecta la superficie de un objeto al pintarlo, o hacer que se vea “como nuevo”.
A veces el aspecto de nuevo no va con el entorno o el estilo y es necesario añadir un aire de “antigüedad” a la pieza.
Esta técnica consiste en sobreponer mediante un proceso especial dos colores diferentes, para que al secar, generen grietas en la capa superior de la pintura.

Consejo:
Siempre es conveniente probar la técnica paso a paso en una pequeña superficie para estar seguro de la misma.

¿Dónde aplicarlo?
Este tratamiento sirve para muebles, paredes y objetos varios de estilo rústico.
En el caso de los muebles, es conveniente terminar el tratamiento con una capa final de barniz protector.

Colores
Para esta técnica se usan 2 colores, uno para el fondo que se verá sólo a través de las grietas y otro para pintar encima, que será el tono dominante.
Para el fondo, es preferible usar tonos oscuros, también se puede usar dorado.

Para el color de encima se emplean tonos más claros y sólo pintura mate, pues es la única que se cuartea. Para la mezcla del barniz de terminación se puede trabajar con diferentes colores de óleo de artista.

Cuidado especial:
En las esquinas y bordes, oscurece un poco más el color.

¿Cómo preparar las superficies?
Prepara las superficies de acuerdo al material de soporte. Si se trata de un mueble, retira las perillas y herrajes metálicos o cúbrelos con cinta de enmascarar. Si las perillas son de madera, trátalas junto con el resto del mueble.

Para dar aspecto más antiguo a la madera, imita las perforaciones hechas por termitas con un punzón por diferentes lados.
Para dar un toque de antigüedad, imita también los daños sufridos a través de los años, golpeando con un destornillador o un trozo de cadena. Ejerce más o menos presión según la dureza de la madera.
Elimina las asperezas resultantes del proceso anterior pasando una lija, siempre en el sentido de la veta de la madera.

Consejo:
Recuerda después de lijar y antes de aplicar pintura o cualquier otro producto retirar todo el polvo con un paño seco. De esta manera obtendrás una mejor terminación.

Aplica el color de fondo
Elige el color base y pinta con él toda la superficie. Son preferibles los colores oscuros o el dorado. Dejar secar bien.
Con un rodillo aplica cola vinílica sobre la superficie ya seca. Espera a que se seque el adhesivo (aproximadamente 2 o 3 horas). Ten en cuenta que a medida que se seca la cola vinílica queda transparente.

Aplica el color superficial
Elige el segundo color mate de esmalte para la superficie, más claro que el de la base.
Una vez que se seque el pegamento, aplica con pincel una capa de la pintura mate, siguiendo la dirección en que quieres se formen las grietas.

Lija la superficie
Si trabajas sobre paredes, suaviza la superficie con lija gruesa y si trabajas sobre muebles usa lija fina.

Limpia la superficie
Remueve el polvo suelto con un paño seco.
Si estás trabajando este efecto sobre una pared puedes terminar aquí.
Si estás trabajando el agrietado sobre un mueble, conviene dar un barniz final para acentuar el aspecto de envejecido.

Prepara el barniz
Prepara una mezcla de barniz mate con una pequeña cantidad de algún entonador de color marrón oscuro. Prepara pequeñas cantidades para no pasarte del color deseado.
También en lugar de marrón puede ser dorado, esto es a tu elección. Todo depende de los colores elegidos para el fondo y la superficie de la pieza.

Aplica el barniz
Con un pincel del tamaño adecuado a la pieza, aplica el barniz dando pinceladas en diferentes direcciones. Cuida que el barniz penetre bien en las grietas.

Retira el barniz excedente
Antes de que seque completamente retira el barniz excedente con un paño seco, dejando zonas desparejas.
En las esquinas y en los bordes, retira menos color, para que queden tonalidades más oscuras, que den más aspecto de antiguo.
 

Comentarios
Deje su comentario

Su mail no se mostrará en ningún momento

Atención