Preguntas Frecuentes

Iniciar Sesión
Bienvenido a la Comunidad

Ingresar

¿No tienes cuenta?

Puedes registrarte en 3 simples pasos o ingresar con tu cuenta de Facebook.

Chatear
0
6 claves para detener pensamientos recurrentes
Sabrina Leguisamo [ Ver Perfil ]
Todos experimentamos pensamientos negativos en diversos momentos, el problema es cuando se convierten en fijos. Pero, ¿podemos detener pensamientos recurrentes?

Decía Guy de Maupassant que “las ideas fijas nos roen el alma con la tenacidad de las enfermedades incurables. Una vez que penetran en ella, la devoran, no le permiten ya pensar en nada ni tomar gusto a ninguna cosa”.

¿Qué sucede cuando se producen de manera repetitiva día tras día y a todas horas? Pues ocurre que se adueñan de nuestra mente, hasta el punto de que pueden llegar a ser peligrosos y afectar a nuestra salud. La buena noticia es que se puede cambiar la dinámica mental con determinadas estrategias para detener pensamientos recurrentes.

Te despiertas por la mañana, y antes siquiera de levantarte, ya tienes en la mente esa idea o creencia negativa que te genera ansiedad. Conforme van transcurriendo las horas, acude a tu mente una y otra vez y tu estado general es de nerviosismo. Bien, estás ante lo que se denomina un pensamiento recurrente.

 

¿QUÉ SON LOS PENSAMIENTOS RECURRENTES?

Se trata de una cavilación ocasional que en un momento determinado ha pasado por tu mente de forma pasajera. El problema surge cuando no lo dejamos escapar y le damos vueltas una y otra vez hasta que se asienta definitivamente en nuestra cabeza, llegando a ser realmente molesto e incluso perjudicial.

Obviamente, no son ideas que nos provocan felicidad, si no, serían bienvenidas siempre. El verdadero inconveniente radica en que siempre están relacionados con fobias, miedos, preocupaciones, traumas o situaciones de vulnerabilidad que nos afectan profundamente. Evitan que podamos centrar nuestra opinión en otros temas.

Además de la molestia que inicialmente ocasiona, también resulta agotador, puesto que estar todo el día dándole vueltas a lo mismo cansa a la persona y a quien se lo cuenta. Además, cada vez se desvirtúa más la realidad, llegando a imaginar una situación que no tiene nada que ver.

Esta distorsión de la realidad resulta realmente dañina para el bienestar emocional. Aumenta nuestra ansiedad e influye negativamente en el estado de ánimo. El resultado va a ser que pensaremos del siguiente modo ante las situaciones que estén relacionadas:

·         Va a salir mal.

·         Va a ser un desastre.

·         No valgo nada.

·         No sirvo.

·         Soy inútil.

·         Doy asco.

Y lo peor es que lo creeremos. Pero es la ansiedad la que ha provocado esta manera de pensar. Así, si quieres detener pensamientos recurrentes, a continuación te proponemos unas claves muy interesantes.

 

“Las amenazas a nuestra autoestima o la idea que nos hacemos de nosotros mismos, causan con frecuencia mucha más ansiedad que las amenazas a nuestra integridad física”.  -Sigmund Freud-

 

 

6 CLAVES PARA AYUDARTE A DETENER PENSAMIENTOS RECURRENTES

Necesitas tomar medidas efectivas para desterrarlos definitivamente de tu mente. Así que toma nota de estas simples y sencillas claves.

No trates de pararlos: no solo no funciona, sino que es peor puesto, que nuestro cerebro entonces se esforzará más por recordarlos. Un hecho que avalan múltiples estudios científicos.

Acéptalos y racionalízalos: si aceptas que la ansiedad te está jugando una mala pasada y produciendo este tipo de pensamientos, verás como comienzas a relajarte y la recurrencia de los mismos disminuirá.

Ponlos por escrito: al escribirlos, además de desahogarte y relajarte, el cerebro interpreta que los hemos guardado, y por tanto ya no tiene que estar recordándolos continuamente. Además, si luego los lees, verás que no son muy racionales.

 

“Sólo lo que es irracional – lo que es inanalizable por los sentidos, pero que tiene cualidades sensibles -, puede ser obsesivo”. -Salvador Elizondo-

 

Practica deporte y meditación: con el deporte los niveles de cortisol y adrenalina se reducen y sustituyen por dopamina, endorfinas y serotonina. Es decir, sustituimos ansiedad, estrés y tristeza por relajación, alegría y autoestima. Esto nos va a ayudar a dejar aparcados los pensamientos recurrentes durante un tiempo. Además, la meditación es una gran ayuda para enseñarnos a controlar nuestra mente y atraer la atención al momento presente. Es más, relaja bastante.

Deja que el pensamiento se vaya: cuando aparezcan, no te obsesiones con ellos, no trates de eliminarlos, simplemente asume que están ahí. Intenta relajarte y verás cómo conforme esto vaya sucediendo, tu atención buscará otro punto en el que fijarse y esa idea se alejará de tu mente.

Toma vitaminas del grupo: estas interfieren directamente en el buen funcionamiento del sistema nervioso. Tomar verduras, frutas, pescados, carnes y lácteos, te vendrá bien. Como puedes comprobar, son varias las claves que te pueden ayudar a detener los pensamientos recurrentes. Sin embargo, hay un requisito previo para que tengan éxito: tu buena predisposición para aplicarlas y lograr el éxito.

Comentarios
Deje su comentario

Su mail no se mostrará en ningún momento

Atención